viernes, 27 de febrero de 2009

Gimnasia 2 - Independiente 0

Tras la victoria del pasado sábado ante Racing, Independiente volvió a perder. Esta vez frente a Gimnasia de La Plata en el Bosque por 2-0.
La diferencia fue injusta. En un partido de trámite parejo, Indepenidnete tuvo algunas chances para abrir el tanteador pero la fortuna le jugó en contra.
El paraguayo Rubén Maldonado de cabeza a los 25 minutos tras un centro desde la derecha abrió la cuenta del partido, en tanto que Sebnastián Romero puso el definitivo 2-0 promediando el segundo tiempo.
Sobre el final del partido, Independiente se quedó con diez jugadores por la expulsón de Ricardo Moreira (se perderá el choque contra Boca, que irá el domingo a las 19:30 en Huracán).

LA SÍNTESIS

GIMNASIA 2:
Gastón Sessa; Alvaro Ormeño, Rubén Maldonado, Ariel Agüero, Patricio Graff; Ignacio Piatti, Fabián Rinaudo, Sebastián Romero; Mariano Messera (62' Juan Cuevas); Franco Niell (73' Esteban González) y Roberto Sosa (75 Diego Alonso). DT: Leonardo Madelón.

INDEPENDIENTE 0:
Walter Assmann; Ricardo Moreira, Ángel Puertas, Guillermo Rodríguez, Lucas Mareque; Damián Ledesma (57' Leonel Ríos), Lucas Pusineri, Federico Mancuello; Daniel Montenegro; Ismael Sosa (77' Federico Higuaín) y José Moreno (64' Leonel Núñez). DT: Miguel Ángel Santoro.

Goles: 25' Rubén Maldonado (GELP) y 66' Sebastián Romero (GELP)
Amonestados: Niell (GELP); Ledesma, Moreno y Puertas (I)
Expulsado: 90' Ricardo Moreira (I)
Arbitro: Diego Abal
Cancha: Gimnasia.
.........................................

CATORCE AÑOS SIN TRIUNFOS

La victoria por 1-0 en el Bosque por el Clausura 1995 con gol de Javier Gustavo Mazzoni, sacándole el título a Gimnasia y entregándoselo a San Lorenzo, es hasta ahora el último triunfo de Independiente sobre Gimnasia en calidad de visitante. Tanto en el Bosque platense como el Estadio Único.
Desde el Clausura 1996 se enfrentaron en 14 oportunidades, con doce triunfos para los Triperos y dos empates (1-1 en la segunda fecha del Apertura 2002 y 1-1 en el Clausura 2004).
Además esta es la quinta victoria consecutiva de Gimnasia sobre Independiente en La Plata.

TRES DERROTAS AL HILO COMO VISITANTE

Independiente registra tres caídas en serie en calidad de visitante, las dos últimas sin anotar goles. La racha empezó con el traspié en el Nuevo Gasómetro por 4-1, y luego vinieron las dos derrotas de este torneo sin anotar goles. Frente a San Martín de Tucumán y frente a Gimnasia.
La última alegría en esta condición fue contra Rosario Central por 2-1.

En tanto Gimnasia, el transitorio líder del torneo, lleva dos victorias consecutivas de local y cinco partidos sin perder (cuatro victorias y un empate). La última derrota fue ante Arsenal (0-1). Pero en el Bosque, Gimnasia acumula cuatro victorias al hilo (1-0 a San Martín de Tucumán; 1-0 a Colón por el torneo pasado 3-2 a Lanús y 2-0 a Independiente en este torneo). El empate fue ante Boca, en el Estadio Ciudad de La Plata.




“CUANDO ERRAS GOLES, A DOS METROS DEL ARCO, SE PIERDE LA SEGURIDAD”

La tranquilidad para el Rojo duró un suspiro en el atardecer platense. Ya que en el vestuario visitante se rumoreaba de manera silenciosa, nuevamente la renuncia de Miguel Ángel Santoro. Él DT continua sin solucionar los problemas dentro del equipo, que se encuentra acechado por una paupérrima efectividad ofensiva, solamente convirtió cinco goles en las ultimas diez presentaciones, que hace acentuar aún mas, la falta de un delantero (estuvo cerca de arribar Mariano Pavone). "Cuando creás situaciones, no la metes y después te hacen los goles, se complica. Cuando perdés goles, a dos metros del arco, se pierde la seguridad”, sintetizó, el conductor del plantel.

Luego “Pepé” ratificó su posición en el banco de Independiente, se mostro “firme” con la idea de cambiar esta pésima actualidad, que según comentó: No es un paso atrás. Si metíamos las chances no estaríamos hablando de otras cosas”, aclaró. Tampoco entabló juicio sobre el árbitro Diego Abal, que tuvo una tarea discreta en el partido, principalmente en el complemento.No tenemos que pensar en el árbitro. Los goles los tenemos que hacer nosotros”, sentenció Santoro, que no cerró el festejó de sus 67 años de vida de la mejor manera.